Festival del Nuevo Cine Mexicano de Durango

El festival arrancará en la Plaza Fundadores con la proyección deCómprame un revólver del director Julio Hernández Cordón, estrenada en el pasado Festival de Cine de Cannes. La cinta protagonizada por Rogelio Sosa, Matilde Hernández Guinea y Ángel Leonel Corral, es ambientada en México y aborda la historia de una niña ante la ola de desapariciones de mujeres en el país.

El programa de clausura incluirá la proyección de la cinta Nuestro tiempo de Carlos Reygadas, filme presentado en competencia del Festival de cine de Venecia 2018. La historia que narra la vida de una familia que administra una ganadería de toros de lidia es protagonizada por el propio director.

De acuerdo con Christian Sida Valenzuela, director del Festival del Nuevo Cine Mexicano, serán siente las propuestas que este año competirán por mejor largometraje nacional: La camarista de Lila Avilés; Antes del olvido de Iria Gómez Concheiro; Asfixia de Kenya Márquez;Leona de Isaac Cherem; Luciérnagas de Bani Khoshnoudi; M de Eva Villaseñor, y Tío Yim de Luna Marán.

Sobre el jurado, aseguró que serán tres las voces que elijan a los proyectos ganadores de esta edición, el cual está conformado por: Arantxa Luna, especialista en el análisis de cine y televisión; Marcelo Tobar, director, productor y guionista egresado de Vancouver Film School; así como el periodista Gonzalo Lira.

El fundador del festival informó que como parte de la selección de cortometrajes Hecho en Durango participarán: Adiós de Juan Manuel Barrientos; Aquel día de Fernando Muñoz Saldaña; Antes de que lleguemos al clímax de Abraham Soria; Azul Grisáceo de Corazón Mares; Borrado de Alberto Reza; Centauro de José Luis Cano; Cortito de Jesús Osvaldo Pérez; Enjaulados de Pamela Velázquez; Yo, Eleanore de Melissa Delgadillo, y Murmullo del atardecer de Francia Correa.

“Me parece que este año se presenta la mejor cosecha de cine duranguense, definitivamente un festival que no impulsa el talento local no tiene sentido. Para nosotros la inclusión de cineastas y audiencias del estado es lo más importante”, aseguró Christian Sida.