PGJ cumplió una orden de aprehensión contra Francisco Javier N

La Procuraduría General de Justicia giró una orden de aprehensión contra Francisco Javier N por homicidio doloso en contra de Leonardo Avendaño, estudiante de la Universidad Intercontinental.

Fuentes de la dependencia explicaron que el sacerdote de la parroquia de Cristo Salvador fue la última persona que tuvo contacto con el diácono antes de que apareciera asesinado por asfixia dentro de su vehículo envuelto en una cobija, en la demarcación Tlalpan.

El prelado, quien ofició la misa de cuerpo presente del estudiante, donde al término se dijo consternado por el asesinato, al igual que la comunidad de la Iglesia católica, dejó de estar localizable cuatro días, aunque agentes de investigación ya lo tenían ubicado.

Los videos obtenidos por cámaras de videograbación públicas y privadas y los testimonios de algunos entrevistados son parte de las pruebas en su contra, las cuales fueron incorporadas a la carpeta de investigación, y que serán presentadas ante un juez de control.

Además, indicó que se alista la orden de aprehensión por el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, estudiante de la Universidad del Pedregal, caso en el que va perfilándose su resolución; en tanto, se avanza en el caso de Aidée, estudiante de CCH fallecida por una bala perdida.

La dependencia aclaró que no fabricará presuntos responsables ni detendrá sin bases jurídicas a ninguna persona que no sea señalada en las investigaciones, que se desarrollan de manera profesional y con responsabilidad para esclarecer el caso de Norberto.