Mando policiaco renunció por nexos con “El Lunares”

El Policía Segundo Marco Antonio Coca Acosta, jefe de las células a pie del sector Morelos, renunció al cargo, luego de que se conoció de su cercanía con Óscar Flores, El Lunares, presunto cabecilla de la banda delincuencial la Unión Tepito y quien logró evadirse de las autoridades en el operativo que se realizó en cuatro viviendas de una vecindad, en Peralvillo 33, en Tepito la madrugada de ayer.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México informó que el mando policiaco, quien al parecer junto con otros elementos y autoridades de la capital posiblemente brindaban protección a una organización delictiva renunció.

La SSC explicó que una vez que concluya la investigación que inició la Dirección General de Asuntos Internos de la SSC, “el policía implicado será presentado ante el Consejo de Honor y Justicia de acuerdo al cumplimiento de las formalidades esenciales del procedimiento administrativo sancionador”.

Aseguró, que no basta su renuncia sino que la investigación de la SSC y la que inició por separado la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México continuarán hasta aplicar las sanciones que correspondan en el ámbito administrativo y penal.