“ya no se deja engañar” : Jaime Bonilla

El gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, dijo que tiene abiertas las puertas de su oficina para recibir al Presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, en el ánimo de mantener una relación de cordura y trabajo como lo planteó el primer edil en un reciente videomensaje que hizo circular en sus redes. 

No obstante, el mandatario estatal precisó que “…la cordura siempre ha existido (de mi parte) y el trabajo es lo que le hace falta a él… para dialogar siempre estoy dispuesto, mis oficinas siempre han estado abiertas y siempre lo hemos hecho. Lo único que les digo, a todos, pónganse a trabajar, yo quiero que la gente los respete en las colonias, eso es todo”, reiteró.   

Con estos comentarios respondió a preguntas recibidas en su transmisión en vivo matutina, a manera de cuestionamiento de los cibernautas, con respecto a si estaría dispuesto a “sentarse a platicar” con el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, y si tiene conocimiento que existen evidencias por la supuesta venta de un decomiso para financiar su campaña electoral, como el alcalde asegura que le señaló el subsecretario de Gobernación Ricardo Peralta Saucedo, al acudir el lunes pasado a su oficina en la Ciudad de México. 

El gobernador Bonilla Valdez también dijo que no fue parte de esa reunión en la capital mexicana, a la que hace alusión el alcalde González Cruz y que solamente está enterado por los dichos del alcalde que él mismo ha publicado en redes y portales de internet, con sus declaraciones sobre supuestas “amenazas”. 

“Las autoridades correspondientes deben saber del tema, no tenemos información en lo específico, pero fue en ese video en que salió muy afligido y sonrojado de coraje por los señalamientos”, aseveró al referirse a la versión del jefe de la comuna, en la que también “hace responsable a todo el Gobierno del Estado, de ataques para desestabilizarlo”. 

El gobernador Bonilla Valdez dijo que la ciudadanía se da cuenta del comportamiento de un funcionario, “ya no se deja engañar” con “la compra de voluntades”. Dijo que espera que, el día en que se puedan reunir, el alcalde tijuanense “esté en la mejor disposición”.  

“Esperamos a que baje la marea, y recibimos con mucho gusto al Presidente municipal y hablamos con él”, dijo el mandatario estatal, al tiempo de recordar que “…en repetidas ocasiones hace un llamado a la cordura y al trabajo. La cordura siempre ha existido, de mi parte, y el trabajo es lo que le hace falta a él”, concluyó.