febrero 25, 2021

Miles de productores agrícolas están al borde de la quiebra

Bodegas de las centrales de abasto de la Ciudad de México y del municipio mexiquense de Ecatepec han cerrado a causa de la pandemia de Covid-19 y ellos sólo venden una quinta parte de su producción desde hace nueve meses, dio a conocer Maurilio Hernández García, presidente de la Unión de Horticultores de Ixmiquilpan, que agrupa a unos 3 mil agremiados, vecinos de 42 comunidades.

“Teníamos una venta promedio de 80 por ciento antes de la enfermedad. Hoy a duras penas vendemos 20 por ciento y hay días que mucho menos”, lamentó.

Hernández García explicó que los espacios donde vendían sus hortalizas al mayoreo comenzaron a cerrar en abril de 2020 y hoy la única forma de que recuperen parte de lo invertido es poner sus cosechas en venta directa, a precio de producción, en un local propiedad de la agrupación.

Explicó que antes de la emergencia “empezábamos a trabajar a las cuatro o cinco de la madrugada, y ya para las dos de la tarde habíamos terminado. Ahora son las cinco o seis de la tarde y no vendemos nada. Por eso en mayo decidimos abrir este sitio las 24 horas, y ni así vienen los clientes”.

El dirigente añadió que han disminuido los compradores al mayoreo en Querétaro, Nuevo León, Jalisco y Veracruz, que cada semana llegaban a Ixmiquilpan con camiones para comprar legumbres y llevarlas a empacadoras de esas entidades, que las ponían a la venta en centros comerciales.

Acotó que a la poca demanda se suma el que, para cultivar, los campesinos compran en dólares semillas de Estados Unidos, Bélgica, Holanda y otros países, lo cual encarece la producción.

Detalló que para producir coliflor compran latas de semillas que cuestan de 8 mil a 12 mil pesos cada una, o bien charolas con 250 plantas, a 130 pesos, además de que requieren invertir en abono e insecticidas, y tardan tres meses en cosechar.

“En total, por cada coliflor invertimos cuatro pesos y por la baja venta la estamos vendiendo a cuatro o cinco, lo cual no genera ninguna ganancia”, comentó.

Nulo apoyo federal

Recordó que sus agremiados han solicitado respaldo a la Federación, pero no han recibido respuesta alguna de Abraham Mendoza Zenteno, delegado de programas sociales del gobierno federal en Hidalgo.

“El presidente (Andrés Manuel) López Obrador dice que se va a apoyar de manera directa a los campesinos, sin intermediarios, pero Mendoza no ha mostrado interés en ayudarnos. Viene a Ixmiquilpan y se reúne con otras personas en el edificio de Morena”, reprochó.

Germán González, campesino de la comunidad La Heredad, Ixmiquilpan, tiene que rematar bolsas con 12 lechugas a sólo 30 pesos.

Recordó que el domingo llegó al establecimiento de la Unión de Horticultores con 150 bolsas y hasta el mediodía sólo había vendido 20.