Corrupción sobrepasa a alcaldesa de Texmelucan

Por: Braulio Piasano

Texmelucan, Pue. -Las cosas empeoran para gobierno municipal encabezado por la Morenista Norma Layón Aruun, tras la exhibición de los videos y audios donde se señala a funcionarios municipales de Seguridad Pública Municipal, donde queda claramente expuesto el mal comportamiento de elementos de la corporación, y se puede observar como solicitan sobornos millonarios para dejar en libertad a supuestos infractores, la Contraloría Municipal, se ha quedado de cruzada de brazos.
Una investigación realizada recientemente en dependencias encargadas de garantizar el buen comportamiento de todos los trabajadores de la comuna, ha dejado en evidencia que Nadia Elizabeth olivera Rendón, titular del área encargada de la vigilancia al actuar de los funcionarios, a la fecha no ha abierto los respectivos expedientes de investigación a cada uno de los señalamientos.
En teoría, existen no una, ni dos, sino decenas de acusaciones en contra de empleados municipales en distintas áreas del ayuntamiento texmeluquense, de las cuales más del 85% pertenecen a empleados de la Comisaría de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito Municipal de Texmelucan.
De lo anterior, destaca que por lo menos 10 señalamientos formales de parte de ciudadanos que acusan haber sido víctimas de los abusos de elementos de la Policía Municipal o de agentes de Tránsito Municipal asentados en el módulo de la Fiscalía General del Estado de Puebla, con sede en la Casa de Justicia de San Martín Texmelucan se encuentran pardos, obstaculizados por intereses de empleados públicos que se encargan de evitar a toda costa que las acusaciones progresen.
Las fuentes consultadas aseguran que, los funcionarios de las dependencias señaladas podrían estar coludidos, ejerciendo el tráfico de influencias, en la comercialización de la justicia.
De los casos mencionados, resalta señalamientos de extorsión, chantaje, abuso de autoridad, usurpación de funciones públicas, y hasta acosos sexual, acusaciones que la presidente municipal Norma Layón Aruun no se ha dado por enterada dando margen a la actuación corrupta de muchos de los desleales trabajadores.
Las cosas ocurren a tal grado, que en las primeras horas de esta mañana, se ha filtrado que al menos una decena de elementos de seguridad pública, han reprobado los exámenes de control y confianza, comenzando por el Comisario de Seguridad Pública, pasando por los directores de la Policía y Tránsito Municipales, que en algunos de los casos han dado positivo al consumo de estupefacientes, señalados con anterioridad por algunos elementos subordinados a las respectivas áreas de operación, y la presidente se niega a darse por avisada.
Tal es la desgracias en este ayuntamiento que, en una nota periodística, realizada por su servidor, el pasado 12 del mes y año corrientes, se logró la identificación de Hortensia N. elemento de la dependencia de seguridad, como una de las personas que participan en la extorsión de un ciudadano que les entrega un fajo de dinero, desconociendo la cantidad, pero que hace referencia a la coerción ejercida en contra de supuestos infractores al reglamento de Tránsito y Vialidad de este municipio. Misma que tras ser identificada por usuarios de redes sociales, fue trasladada al área de Cámaras de Vigilancia denominada también como C2, para evitar que siga siendo vista en las calles de Texmelucan.
Otro caso es el de la elemento identificada como Areli N. quien al también haberse visto involucrada en la evidencia audiovisual, fue “arrestada” por una semana, según las indicaciones de los directivos de seguridad para sacarla de circulación, cuando los reglamentos marcan que un elemento puede ser “sancionado” por un lapso no mayor a las 36 horas.
Otra deficiencia que abona a la ignominia del gobierno encabezado por Layón Aruun, es el usos de uniformes no oficiales, que incumplen con las directrices, enmarcadas el lineamientos federales, que suministran recursos económicos, como el FORTASEG (Programa de Fortalecimiento para la Seguridad), resaltando que dichos recursos federales de ninguna manera se aplican con ese fin, permitiendo la especulación del probable desvío de recursos asignados a la materia.
Sin embargo, la alcaldesa, claramente ofendida por las acusaciones, se ha descompuesto en asegurar que las acusaciones por parte de ciudadanos que se han visto lastimados en sus patrimonios por la corruptas actuaciones de sus funcionarios, obedecen al indiscriminado mal actuar de sus adversarios políticos, que a decir de ella, la observan con la posibilidad de alcanzar la reelección en su cargo de presidente municipal.
   
Por último, las cosas no paran ahí, vecinos de la comunidades de San Rafael Tlanalapan y San Cristóbal Tepatlaxco, cansados por los abusos cometidos por los elementos de Seguridad Pública, ha emprendido una campaña en grupos de Whatsapp, invitando a todo aquel que se sienta afectado a denunciar a la corporación municipal, en el momento que instales los famosos “retenes” para confrontarlos, y a la vez incitando a la violencia, a la quema de patrullas y golpizas a los funcionarios que en ese momento se encuentren en el lugar.