Por: Adonay SOMOZA H.

PISCINA REFLECTANTE DEL MONUMENTO A LINCOLN. Otra maravilla que contemplamos visitando Washington, fue la piscina reflectante del monumento a Lincoln. Recabamos información referente a la construcción iniciada en la década de 1920, de la piscina reflectante del monumento a Lincoln en el National Mall y ha sido el telón de fondo de muchos acontecimientos históricos de los EE. UU. Sus dimensiones: la piscina rectangular tiene 2.028 pies de largo y 167 pies de ancho; su extensión vítrea puede reflejar el monumento a Lincoln, el monumento a Washington y las hileras de árboles que bordean ambos lados.

El desafío para la piscina reflectante consistió en que se llenó con agua que provenía del suministro de la misma potable de la ciudad de Washington, con la inconveniencia que debido a un sistema de circulación inservible, el agua a constantemente se estancaba evaporándose fácilmente; además, los caminos de tierra a lo largo de cada lado de la piscina estaban siendo erosionados por los millones de visitantes anuales.

La solución fue presentada por Louis Berger, quien fue elegido por el Servicio Nacional de Parques para diseñar y gestionar la renovación de la zona. El nuevo diseño se alimenta de la Cuenca Tidal como fuente principal de agua de la piscina; reduciendo el consumo de agua municipal en cerca de 17 millones de galones al año. El agua perdida por la evaporación se repone ahora de la descarga de la fuente del Memorial Nacional a la Segunda Guerra Mundial adyacente. El agua de la piscina reflectante ahora se trata y se filtra, haciendo que sea más reflectante que nunca.

Asimismo, otras mejoras incluyen: Nuevos caminos, recubiertos con granito, y nueva iluminación. Nuevos accesos con muros de seguridad, que proporcionan camino seguro para sillas de ruedas al monumento a Lincoln. El patrimonio cultural une el pasado con el futuro, dando a las personas la base para afrontar los retos del mañana. Como muchas actividades de ingeniería pueden afectar a emplazamientos con patrimonio histórico, los expertos en recursos culturales y preservación histórica contribuyen al éxito de un proyecto, garantizando la gestión de dichos recursos.

Desde el inicio de sus actividades en materia de recursos culturales hace más de 30 años, diversos profesionales de Louis Berger han desarrollado proyectos en todo el mundo. La empresa también tiene experiencia especializada en la preservación de la infraestructura histórica y la prestación de servicios de diseño, evaluación de las condiciones y recomendaciones para las reparaciones de muchas de las estructuras históricas existentes en el mundo. La cartera de proyectos de Louis Berger incluye la restauración de fachadas; monumentos históricos y edificios, así como la rehabilitación o conservación de puentes emblemáticos.

El estanque reflectante del monumento a Lincoln (en inglés: Lincoln Memorial Reflecting Pool) es quizá el estanque o lámina de agua reflectante más conocida de Washington D. C., ubicándose al este del Monumento a Lincoln; se trata de un estanque poco profundo, largo y rectangular, que se encuentra entre los más fotografiados con el Monumento a Washington. Su ubicación está al oeste del National Mall, y tiene alrededor de 618 metros (2.029 pies) de largo por 51 metros (167 pies) de ancho. con una profundidad aproximadamente de 46 centímetros (18 pulgadas) en los lados y de 76 cm (30 pulgadas) en el centro. Contiene unos 25 millones y medio de litros de agua (6.750.000 galones).

Otro estanque de similares características es el Capitol Reflection Pool (o piscina reflectante del Capitolio) localizado al oeste del Capitolio de los Estados Unidos, en el extremo oriental del National Mall. A su lado se encuentra el Memorial a Ulysses S. Grant, que representa la victoria de la Unión que consiguió el General Grant tras la Guerra Civil Estadounidense. El estanque puede ser visto en un episodio de South Park (“Super Best Friends”) y en una escena de la película Forrest Gump. En el episodio 19 de la octava temporada de la serie de animación Padre de Familia (Family Dad), el protagonista Peter Griffin se pelea contra su propio reflejo.

Inicio de una historia. Diciembre de 2013 marcó el sexagésimo aniversario de Louis Berger como empresa de consultoría. Fundada en 1953 por el Dr. Louis Berger, la firma comenzó con una docena de empleados en una sola oficina en Harrisburg, Pensilvania. El Dr. Berger imaginó una empresa capaz de ofrecer “todo tipo de servicios de ingeniería en todos los rincones del mundo”. Hoy, Louis Berger se compone de aproximadamente 6.000 ingenieros, especialistas en planificación, economistas y científicos en más de 100 oficinas en 57 países de todo el mundo.

La empresa ha tenido el honor de apoyar a clientes de todo el mundo en la superación de algunos de sus retos de ingeniería y desarrollo más complejos, desde la construcción de infraestructuras en estados devastados por la guerra y la transición de un nuevo programa nacional de moneda en países en vías de desarrollo, hasta la gestión de los requisitos de recuperación posterior a los desastres y la planificación de la capacidad de recuperación en caso de desastres naturales u otros provocados por el hombre.

¿Que oportunidades brinda la Fundación caritativa Berger? Se describe como una corporación privada sin ánimo de lucro organizada y gestionada exclusivamente con fines caritativos, científicos y educativos; según el significado de estos términos en la sección 501(c)(3) del Internal Revenue Code de 1986. La fundación dedica sus esfuerzos a gestionar, impulsar y ampliar las actividades educativas, científicas y benéficas de la compañía. Las actividades de la fundación se financian gracias al legado de Fred Berger y a las donaciones corporativas anuales de Louis Berger.

Su misión. La Fundación caritativa Berger tiene un doble objetivo de educación y desarrollo de la comunidad que refleja el legado del Dr. Berger y de Fred Berger, así como los valores de la compañía: impulsar el desarrollo de la próxima generación de ingenieros, científicos, economistas, expertos en planeamiento y otros profesionales del campo de las infraestructuras ofreciendo a los estudiantes asesoramiento, becas escolares y oportunidades de investigación, con especial énfasis en los programas que fomentan la sostenibilidad, la diversidad cultural, el desarrollo económico, las experiencias globales y la innovación.

La importante participación en el Desarrollo de la comunidad: contribuir a las comunidades en las que los empleados de Louis Berger viven y trabajan por medio de donaciones benéficas y voluntariado; y participación en comités y patrocinios, con especial atención a programas destinados a promover medidas para mitigar los efectos de catástrofes y la falta de viviendas y a fomentar la conservación de los recursos naturales y la resiliencia de la comunidad. Contacto: Robert J. Nardi. Presidente y Director Ejecutivo. La Fundación caritativa Berger. foundation@louisberger.com Fuente:www.louisberger.com.us.
managua601@yahoo.com.mx