octubre 29, 2020

Aguiar Retes entregó el báculo de oficio pastoral en Tlalnepantla

En la ceremonia de José Antonio Fernández Hurtado, quien asumió el cargo de IV arzobispo Metropolitano de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México, comentó que hacen falta sacerdotes en el Valle de México, la región más poblada del país y donde se ubican al menos 2 millones y medio de feligreses, que viven condiciones de perdida de sentido de pertenencia, grave crisis de la familia y a la enorme desigualdad social.

El cardenal Carlos Aguiar dijo que Antonio Fernández asumió su nueva misión pastoral en la Arquidiócesis más poblada del país, con más de 2 millones y medio de feligreses, con 203 templos y 310 sacerdotes.

Aguiar Retes, planteó que, entonces “¿cómo hacer para conocer a un número tan amplio de feligreses como el que tiene esta arquidiócesis de Tlalnepantla, donde hay solamente 280 presbíteros diocesanos, de los cuales 50 son mayores de 75 años y 80 presbíteros religiosos con responsabilidad de cura pastoral parroquial?”.

“En estas condiciones cada sacerdote de los 310, debiera conocer personalmente a 8 mil 65 fieles, pero además la distribución por parroquia no corresponde a esa realidad, la mayoría de las 203 parroquias sobrepasa considerablemente dicha cifra”, comentó, por ello consideró como “indispensable” la colaboración de los fieles laicos.

Insistió que para que la organización de la iglesia católica funcione adecuadamente se necesita poner en práctica la solidaridad que ha pedido el Papa Francisco, desde el 2015, a cada iglesia en particular.

Durante un acto efectuado en la Basílica de los Remedios, el nuevo arzobispo Fernández Hurtado dijo que la Iglesia debe ser más portadora de esperanza para quienes viven situación de pobreza e injusticia social.

Indicó que asume los retos de la arquidiócesis cuyos habitantes viven problemas como desintegración familiar, pobreza, desigualdad social, inseguridad, impunidad y falta de educación en valores éticos y cívicos.

José Antonio exhibió a los feligreses la carta enviada por Papa Francisco, por medio de la cual hizo el nombramiento en su nuevo cargo.

José Antonio nació en Morelia, Michoacán el 2 de diciembre de 1952; es licenciado de Ciencias de la Educación con especialidad en Catequesis y Jóvenes en la Universidad Pontificia Salesiana de Roma en 1989.

El11 de febrero de 2005, el Papa Juan Pablo II lo designó II Obispo de Tuxtepec, Oaxaca; el 26 de septiembre de 2014, el Papa Francisco lo nombra Arzobispo Metropolitano de Durango y el 25 de enero de 2019 el Santo Padre Francisco lo nombra Arzobispo Metropolitano de Tlalnepantla.

En una ceremonia integrada por cientos de feligreses, obispos del Estado de México y del interior del país; así como de presbítero y sacerdotes, entre otros funcionarios religiosos.

Fernández agradeció la presencia de sus 11hermanos, sobrinos y demás familiares, así como a representantes de la Iglesia, a feligreses e integrantes de las diócesis de Hidalgo y Durango, que llegaron a la ceremonia de asunción del arzobispado.

A la ceremonia también llegaron autoridades municipales de la región, como el presidente municipal de Tlalnepantla, Raciel Pérez-Reverte Cruz; y las alcaldesas de Naucalpan y Atizapán de Zaragoza, Patricia Durán Reveles y Ruth Olvera Nieto, respectivamente.